Crepes Suzette

Crêpe Suzette

El uso de salsas y mermeladas de frutas para acompañar las crepas es ahora típico en su preparación, pero en el mundo de las crepas existe una tan famosa como legendaria; Crepa Suzette.

Grand Marnier

¿Cuál es el origen de la Crêpe Suzette?

Como en toda leyenda obtendremos de respuesta la misma historia con sus pequeñas variaciones, la esencia de dicha historia es la siguiente:

Se cuenta que el Príncipe de Gales, de visita en Montecarlo, se encontraba en una cena con varios comensales. El encargado de preparar la comida para el príncipe quiso deleitarlo cocinando unas crepas con cubierta de salsa de frutas, pero al preparar la salsa derramó accidentalmente licor de naranja en la preparación; el cocinero creyó haber arruinado la salsa, a pesar de eso la probó y quedó sorprendido por su buen sabor. Con gran entusiasmo sirvió el postre al príncipe, quien quedó fascinado con la preparación y preguntó ¿Cuál es el nombre de este exquisito postre? El cocinero respondió, “Crêpe Princesse”. Pero el príncipe sugirió el nombre de “Crepe Suzette” en honor a una niña que se encontraba cenando con ellos.

Otra versión dice que fue el chef del gran multimillonario Rockefeller, Henri Charpentier quien, también por accidente, creó la Crêpe Suzette. Pero esta versión es menos aceptada, según la publicación «Larousse Gastronomique» porque Charpentier tendría apenas 16 años.

En Crepini no podíamos olvidarnos de esta legendaria crepa y contamos en nuestro menú Gourmet con la “Crepa Crepini Grand Marinier”, preparada al momento y delante de los ojos del comensal con mantequilla, azúcar, jugo natural de naranja y flameada con cogñac Grand Marnier. Una experiencia desde su preparación hasta el paladar.

Délicieux!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *